¡Empezamos!

Hoy arrancamos, oficialmente, el Blog de las Ventas de Ética Comercial, con el objetivo de compartir, técnicas comerciales, consejos de venta y organización, experiencias vividas, entrevistas a vendedores, empresarios y personas muy interesantes, así como libros que nos ayuden a realizar mejor nuestra labor comercial, a desarrollarnos como personas y algún curso que haya realizado y considere que son de utilidad.

Vender es una profesión maravillosa y a la vez muy dura, solo apta si realmente te gusta y no eres especialmente sensible al NO, porque se reciben muchos, forman parte del trabajo. Para obtener muchos sies vas a recibir muchos más noes, es una cuestión meramente estadística, y, sobre todo, la proporción variará en función de como te prepares y hagas tu trabajo, y para eso estamos aquí, para que tengamos todo lo necesario para disminuir, que no eliminar el ratio de noes.

Vender es ayudar a los demás, para nada es engañar o forzar, si esa es tu idea de esta profesión, te sugiero que recapacites, o no sigas leyendo el blog y el resto del contenido, porque, a modo de spoiler, te adelanto, que todo va a girar alrededor de la ética en los negocios, y como puedes vender más y mejor practicándola.

Personalmente creo que no hay nada más gratificante que ayudar a los demás a través de tu profesión, que disfrutes haciéndolo, y la venta se basa en eso, ¿acaso no ayudas a alguien cuando se va con el traje o vestido que mejor le sienta?, o, ¿cuando ha comprado el seguro, o casa de sus sueños? ya ni digamos cuando le vendes un sistema complejo que va a hacer que su trabajo, y el de sus clientes mejore, es un trabajo que funciona circularmente, tu ayudas, y tus clientes ayudan a los suyos, y así sucesivamente, en un círculo sin fin.

El objetivo es publicar un post, con una periodicidad máxima de 15 días, pero cada uno de ellos tendrá, confío en que así lo penséis, contenido que será de utilidad, de aplicación práctica, o de referencia.

¡Empezamos!

Sed bienvenidos al Blog de las Ventas de Ética Comercial, vuestra casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *